Como se ha referido en capítulos anteriores, saber cuán extendida está la enfermedad sirve para elegir el tratamiento más adecuado y poder conocer su pronóstico. Una de las formas de diseminación del cáncer de mama es linfática, es decir, que ingresa a vasos linfáticos y en su migración llega a los ganglios linfáticos, donde el tumor puede comenzar a crecer. En este proceso, el ganglio que tiene conexión directa con el tumor podría estar infiltrado y, desde allí, el tumor podría avanzar hacia los ganglios subsecuentes. Por otro lado, si no hay infiltración, será muy poco
probable que estos últimos estén infiltrados.

El primer ganglio hacia donde las células cancerosas tienen mayor posibilidad de infiltrarse es conocido con el nombre de ganglio centinela.

Anteriormente, durante la cirugía se extraían todos los ganglios linfáticos que se encuentran en la mama y en la axila para luego estudiarlos y determinar si efectivamente estaban infiltrados por el tumor. El retiro de los ganglios linfáticos produce edema o inflamación, hormigueo y dificultad de movimiento en el brazo del lado de la mama comprometida, y esto afectaba a muchas pacientes que ni siquiera presentaban la invasión linfática. Gracias al avance de la ciencia у de marcadores radioactivos, es posible ubicar el ganglio centinela mediante el empleo de sustancias radioactivas.

La medicina nuclear es una disciplina médica que utiliza isótopos (sustancias radioactivas) y que permite identificar el tumor en algunos estudios o los ganglios centinelas. Los vasos linfáticos actúan como un sistema de drenaje que recoge la sustancia radioactiva; luego, esta es captada por el ganglio centinela, y esto hace posible que los dispositivos que detectan la radioactividad lo reconozcan. El isotopo utilizado para la identificación del ganglio centinela es el tecnecio 99.

Los niveles de radiación empleados para la búsqueda de ganglios centinela son muy bajos y muy seguros. Al momento de la operación, el cirujano logra ubicarlo en la axila, gracias a las trazas de radioactividad; luego lo retira y se lo envía al patólogo, quien inmediatamente lo evalúa. Si el examen microscópico no detecta células tumorales, entonces el cirujano ya no retira los demás ganglios linfáticos. En caso de que el examen al microscopio identifique células tumorales en el nódulo linfático, entonces el cirujano procederá a retirar los demás ganglios; de este modo, todas las consecuencias adversas son justificadas por las posibilidades de curación.

En la actualidad, tratamos de llevar a la paciente a sala de operaciones una vez que tenemos un diagnóstico. Si la paciente tiene cáncer, es posible realizar la cirugía de la mama (independientemente de que sea de conservación o mastectomía) y de la axila (biopsia de ganglio centinela o disección radical de axila) al mismo tiempo y en una sola sesión. De preferencia, debemos trabajar con un patólogo con experiencia que pueda realizar un estudio rápido al ganglio (impronta) y decirnos en sala de operaciones si el ganglio tiene metástasis, en cuyo caso se realizaría la disección radical de axila en el mismo acto, con lo cual se evita una cirugía posterior.

Lo que debes saber del Cáncer de mama.

Conoce como prevenir el cáncer de mama y las señales que debes tener en cuenta para acudir a un especialista.

Aspectos psicológicos
Autoexamen
Cáncer de mama en hombres
Conozca los hechos
Detección temprana
Diagnóstico del Cáncer de mama
Factores de riesgo
Mamografía
Mastología
Medicina nuclear
Preservación de la fertilidad
¿Qué es el cáncer?
¿Qué es el cáncer de mama?
Radioterapia
Sexualidad y Cáncer de mama
Síntomas y señales
Tipos de cáncer de mama
Tratamiento

¿Necesitas realizar una consulta?

Gracias por su consulta. Su mensaje ha sido enviado.
Hubo un error al enviar su mensaje. Por favor, intente nuevamente.